Contacta ahora y te daremos la mejor solución y más económica

Centro de adicciones en Girona

Desintoxicación del Alcohol en Girona

Tratamiento contra la adicción al alcohol
El alcohol es la droga más normalizadora que existe. Es legal, económico y accesible para todos, y con la gran aceptación que tiene en el ámbito social hace que se le considere mejor que los demás. Así que estamos tan acostumbrados a oír hablar de los efectos beneficiosos del alcohol en el organismo que, avalados por gran parte del mundo científico, olvidamos que muchas personas sufren las consecuencias negativas en la vida de los hábitos compulsivos de consumo de alcohol.

¿Qué es el alcoholismo?
Según la Organización Mundial de la Salud, la adicción al alcohol se define como un conjunto de fenómenos conductuales, cognitivos y fisiológicos que pueden producirse después de beber en exceso. Estos fenómenos suelen incluir el deseo de beber alcohol fuerte, la dificultad para controlar el consumo, la persistencia en el consumo de alcohol a pesar de las consecuencias negativas, una mayor preferencia por el consumo sobre otras actividades y obligaciones, y una mayor probabilidad de tolerancia a el alcohol y los síntomas de abstinencia.

¿Qué dice la Organización Mundial de la Salud (OMS)?
La Organización Mundial de la Salud (OMS) llama ahora al alcoholismo un “síndrome alcohólico” y está incluido en el Capítulo 5 de la Clasificación Internacional de Enfermedades 10 (ICD-10).

(OMS) define esta dependencia como un conjunto de fenómenos conductuales, cognitivos y fisiológicos que pueden ocurrir después de un consumo excesivo de alcohol. Estos fenómenos suelen incluir el deseo de beber alcohol fuerte, la dificultad para controlar el consumo, la persistencia en el consumo de alcohol a pesar de las consecuencias negativas, una mayor preferencia por el consumo sobre otras actividades y obligaciones, y una mayor probabilidad de tolerancia a el alcohol y los síntomas de abstinencia.

Así, el alcoholismo se define como una adicción en la que se combinan dos factores; Deseos de alcohol y obsesiones mentales. Ambos se unen en una compulsión que sale de control y minimiza sus consecuencias. El alcoholismo es una enfermedad que no se cura con la sola voluntad. Aunque es una enfermedad progresiva e incurable, como otras enfermedades crónicas, en nuestro centro de desintoxicación del alcohol en Figueres, Girona, podemos tratarla con los medios adecuados.

De todas las drogas conocidas, es el alcohol el que causa el mayor daño al cuerpo. El síndrome de abstinencia de alcohol, conocido como “delirio”, es uno de los pocos síndromes que puede acabar con la vida de una persona, junto con los barbitúricos y la metadona.

¿Por qué bebemos alcohol?
Efectivamente, porque nuestra sociedad occidental nos obliga a hacerlo. Un evento social sin alcohol es inaceptable. En casos raros, el alcohol no se utiliza para celebrar, celebrar o recompensar. De forma similar, el alcohol también se utiliza para aliviar la agitación, la depresión y las situaciones de conflicto. Todos somos susceptibles a efectos del alcohol. Y dónde hay maltrato, hay maltrato y hay alcohólicos

¿Qué tipo de persona bebe alcohol?
Hay varios tipos de consumidores de alcohol. Algunos lo hacen de forma responsable, sin dañarse a sí mismos o a los demás. Llegados a este punto, nuestro tratamiento de desintoxicación del alcohol en Girona es altamente necesario.

Se puede dividir en tres categorías:

Consumidores (ocasionales o sociales)

Es alguien que no se toma en serio el alcohol. Bebe alcohol de vez en cuando y no toma el alcohol por sus efectos y no lo exige. Beber no es un problema para él. Puede disfrutar de un evento social sin beber. Usted no está buscando satisfacer las necesidades físicas, mentales o emocionales a través de la bebida. Tampoco utilizó otras drogas.

Abuso o consumo excesivo:

Esa persona da al alcohol una importancia que en realidad no se merece. Bebió tanto alcohol como pudo para encontrar sus efectos. El alcohol se utiliza para remediar su timidez, para revertir su estado de ánimo o para combatir el aburrimiento. A menudo borracho o borracho. Busca crear situaciones que permitan o justifiquen la embriaguez. Cada vez que hace esto, se estropea a sí mismo, a su familia o a su entorno. Desperdicia dinero y toma malas decisiones en su vida. Algo inusual para él se volvió normal. Puede experimentar dificultades en el trabajo, la familia, las finanzas, los compañeros de trabajo, la justicia, etc. El problema es que si tienes una predisposición genética a ser alcohólico, tu abuso allanará el camino para que te conviertas en alcohólico.

Alcohólico

Un alcohólico es cualquier persona que se vea físicamente obligada a beber alcohol. En otras palabras, cuando empieza a beber, no puede predecir si va a beber o no según lo planeado. O si se produce una compulsión y no puede dejar de beber. Los alcohólicos no tienen control alguno sobre el alcohol. Por último, el alcohol se hizo cargo.

Consecuencias de la adicción al alcohol

Los expertos de nuestro centro de desintoxicación del alcohol en Figueres, Girona, nos ayudan a comprender las consecuencias que provoca en nuestro cuerpo esta droga:

Consecuencias emocionales y mentales

La tolerancia, junto con el aumento del uso, ha provocado problemas serios. El alcohol, junto con los cambios en los neurotransmisores, provoca cambios drásticos en la forma de sentir, pensar y actuar. El adicto se da cuenta de que “algo va mal” y que “no todo está bien” y entonces genera sentimientos de culpa y arrepentimiento. Sólo logra calmar estos sentimientos a través de sus mecanismos de defensa psicológica, como la justificación, la proyección y la negación. Empieza a mentirse a sí mismo, negando la realidad cuando su familia lo acusa de mentiroso, delincuente, etc. El paciente se prepara y trata de controlar su adicción, pero sin éxito. Se metió cada vez más en los problemas familiares y económicos, después de mucho tiempo, tuvo que renunciar

Consecuencias físicas

Aparecen todo tipo de enfermedades relacionadas con el alcoholismo. Problemas hepáticos, problemas cardíacos, diabetes, etc.

Corrupción de memoria

La aparición de los vacíos mentales es conocida. Asimismo, se constató un recuerdo gozoso que recuerda a los “buenos tiempos” de placer bajo los efectos del alcohol.

Aislamiento social y mental

Relacionado con el “fondo emocional”. Los alcohólicos se odian a sí mismos. Él piensa que sería mejor si él no estuviera cerca.

¿Cómo reconoces a un alcohólico?

Dado que un alcohólico se caracteriza por las obsesiones y compulsiones que desarrolla mientras consume alcohol, lo que parece probable es que el alcohol empiece a desplazar a los neurotransmisores que en realidad son normales. Producida en el cuerpo de una persona sana y cambios en el cuerpo que es adicto al alcohol. En esta búsqueda de equilibrio aparecerá el deseo y la compulsión de beber más. Debido a esta reacción bioquímica, comienzan a aparecer problemas en diferentes áreas de la vida de una persona (trabajo, familia, sexo, etc.). Los alcohólicos siguen bebiendo de forma irracional e irresponsable, a pesar de las muchas consecuencias negativas. En lugar de reconocer un enlace entre la forma de beber pero la realidad es que necesita de nuestro tratamiento de desintoxicación en Figueres, Girona, lo antes posible.

La diferencia entre un bebedor empedernido y un alcohólico

Se diferencia entre bebedores y alcohólicos.

En primer lugar, puede dejar de beber por su cuenta cuando lo desee. segundo núm. Además, los grandes bebedores sin duda reconocen a sus patrones de bebida. Un alcohólico siempre se justificará a sí mismo e intentará encontrar una razón convincente para que entendamos por qué está bebiendo.

Además, en las personas con exceso de alcoholismo, no existe desequilibrio químico en el cerebro antes de beber y no muestra autoengaño. El alcohólico todavía cree que puede controlar su modo de beber pese a la evidencia de que no lo hace. Hará repetidos intentos de mostrar su habilidad para tener el control, pero ese control nunca llegará. Un bebedor compulsivo puede predecir cuánto beberá. Esto nunca ocurre a los alcohólicos. El alcohólico rápidamente rompe la relación y se entrega a la bebida incluso cuando alcanza su objetivo de control.

Un alcohólico no puede tomarse un tiempo sin tomarse un tiempo porque experimentará abstinencia o síntomas de abstinencia. Las personas que beben en exceso no desarrollarán este síndrome y nunca experimentarán deseos de alcohol cuando dejen de beber, como ocurre con los alcohólicos.

Si algo distingue a un alcohólico es beberlo en momentos inadecuados. Está controlado por la bebida y no por su uso. Bebe mucho, aunque el alcohol puede causar problemas en su vida, siempre cumple sus promesas de cuánto va a beber. Si acepta una bebida, sólo tome esta bebida. Un alcohólico no puede cumplir la promesa de cuánto alcohol va a beber. ¿Cómo puedo saber si soy adicto o dependiente del alcohol?

El estándar que utiliza la sociedad para determinar si una persona es adicta al alcohol es el consumo diario. Dicho de otro modo, pensamos en un alcohólico como alguien que desesperadamente quiere beber todo el tiempo. De esta forma llegamos a la idea errónea de que si una persona no bebe alcohol cada día, entonces esa persona no es alcohólica.

La realidad nos dice que el hecho de que se haga o no algo a diario no es un criterio válido para determinar si una persona es alcohólica. No depende de la cantidad de alcohol consumido como estándar válido. Entonces, ¿qué criterios debo seguir para saber si soy alcohólico? Bien, la prueba más definitiva es ver cuánto me afecta el alcohol, tanto cuando bebo como a nivel general en tu vida. En otras palabras, un alcohólico es una persona que, a pesar de tener problemas en la vida a causa del alcohol, sigue bebiendo. Si la ingesta de alcohol se utiliza como un criterio de diagnóstico válido para el alcoholismo. Una persona es considerada alcohólica si bebe alcohol de forma problemática, con la intención de alterar su estado de ánimo porque no lo tolera.

Síntomas de la adicción al alcohol

Para definir el problema, existen signos y síntomas casi similares, independientemente de la demografía, la personalidad y la heterogeneidad sociocultural. Se acordaron los criterios de diagnóstico y se determinó que todos los alcohólicos:

Beben en exceso, independientemente de sus hábitos de bebida, personalidad y clase social.

Se trata de personas con un alto grado de manía, entendida como un flujo constante de pensamientos sobre beber, cuándo y cómo beber. La vida de estas personas tiende a organizarse en torno al alcohol.

Tienden a afectar negativamente a su forma de beber, y la mayoría lo sigue haciendo, aunque sus vidas se vean afectadas negativamente.

Acaban mostrando un descontrol sobre el alcohol y por tanto sobre sus vidas

El rechazo siempre está ahí. La negación se entiende como la dificultad que tiene el alcohólico para percibir, por un lado, que el alcohol es un tema que no puede controlar, y por otro, el reconocimiento de que los problemas que se presentan en su vida están directamente relacionados con la forma en que bebe. .

Desarrollan tolerancia, entendida como una mayor necesidad de alcohol para obtener la embriaguez o el efecto deseado, o para reducir los efectos de la misma cantidad de alcohol como consecuencia de un consumo continuado.

Muestran castidad, es decir, la necesidad de beber alcohol después de su abstinencia.

Etapas de la adicción al alcohol

La primera etapa: de las copas sociales a la etapa previa

Beber alcohol ya no cumple un fin social, sino que la persona utiliza el alcohol para satisfacer una necesidad o calmar sentimientos.

La cantidad de alcohol que bebió aumentó más de lo que bebían quienes le rodeaban; Pierde algunas de sus responsabilidades en la forma en que bebe. A menudo habla sobre el alcohol y lo piensa cada vez más.

La segunda etapa: síntomas

Al sufrir un apagón, olvidas lo ocurrido el día anterior. Su forma de beber empezó a cambiar, recibió golpes repentinos; usado antes de ir a una fiesta; Empezó a sentirse mal al día siguiente, con cada nuevo borracho empeorando. La familia está empezando a notar que algo va mal y es posible que tus amigos del trabajo te hayan dicho que bebes demasiado. Pero a pesar de los comentarios sigue bebiendo, sólo que intenta hacerlo más en privado, intenta disimularlo.

La tercera etapa: la etapa negativa

La primera etapa del período crítico.

Obviamente, la pérdida de control es palpable. ebrio; Pero existe una paradoja a la pérdida de control sobre los experimentos. Hay momentos en que se comporta con normalidad y puede dejar de beber cuando usted desea, mientras que otras veces no puede. La pérdida de control aumenta paulatinamente.

Con los cambios en el cerebro y en el cuerpo, la tolerancia aumenta y el individuo sigue aumentando la dosis para obtener el efecto deseado. Y da muchas razones y razones para su comportamiento, y justifica beber mucho. El mecanismo de defensa le ayuda a justificarse y tiende a culpar a los demás de sus problemas. La necesidad de beber por la mañana empezó a contrarrestar su malestar con el síndrome de abstinencia.

Etapa avanzada de la etapa crítica

Pueden ocurrir cambios de personalidad fuertes y severos. En este punto, la personalidad templada se puede convertir en destructiva, violenta, hostil, aterrorizada e incluso peligrosa. El alcohol duele más avanzado. Tienes conflictos en el trabajo, con tu familia y con los que te rodean en general.

Al final de esta etapa, la pérdida de control no se limita a una noche, sino que a veces el alcohólico empezará a beber durante días sin cesar. El síntoma más evidente del rápido desarrollo de su adicción era la pérdida de control, como tener que quedarse en cama los lunes y no ir a trabajar. Empezó a beber el viernes y no pudo parar el lunes. El número de días siguió multiplicando y ya no estaba tan activo como antes. (La excepción son las personas que tienen muchos recursos o están en lugares gerenciales más altos, que pueden llegar tarde al trabajo, pero que tienen una forma de “disculparse” o “esconderse” detrás de una secretaria o asistente). Pero en la mayoría de los casos, la persona tiene problemas serios que existen y los demás no lo notan. Pasas de un bebedor regular a un bebedor diario. Con el tiempo,

El síntoma final de esta etapa avanzada de la enfermedad es la pérdida de energía. Esto significa que una persona se emborracha paulatinamente con menos alcohol y es muy importante iniciar nuestro tratamiento de desintoxicación en Girona tan pronto como sea posible.

Etapa 4: etapa crónica

Durante este período, la necesidad de medicación es grande. Una persona debe tomarlo todos los días para sentirse físicamente cómoda.

Bebe sin preocuparse de todo lo demás: hijos, familia, comida, trabajo. Para sobrevivir, debes perder.

Te tiemblan las manos y el cuerpo cuando no tienes alcohol en tu cuerpo. Siempre está preocupado por corregir sus errores relacionados con el alcohol.

La baja tolerancia es evidente. Algunas bebidas tuvieron una fuerte influencia. Utiliza este hecho para continuar mintiendo y negándote a ti mismo a veces. Tiene un intenso resentimiento hacia todos y una autocompasión patológica. Está atascado, lleno de miedo y ansiedad. La etapa más sensible es la primera. A veces nos cuesta reconocer y distinguir entre un adicto y un usuario. Una de las claves más efectivas para identificar a los adictos es la presencia de discapacidad mental. La experiencia nos demuestra que, en la mayoría de los casos, la aparición de desmayos indica una predisposición al alcoholismo. Los jóvenes que bebieron y después se volvieron adictos al alcohol o las drogas informaron de que se desmayaron por primera vez durante la primera intoxicación. Lo consiguieron mientras todavía tenían el control del consumo de drogas.

Ubicación

Sinopsis Paso a Paso Adiccions, Carrer Nord, 42,
17600 Figueres, Girona


HOME


SINOPSIS


ADICCIONES


EQUIPO


CONTACTO


BLOG

 © Sinopsis Centro 2021 – Todos los derechos reservados. Página diseñada y realizada por websfigueres.com. Política de Privacidad | Cookies | Aviso Legal

Open chat
Hola!! te puedo ayudar?
Hola
No dudes en preguntar